Historia

Los primeros OLED estaban formados por solo una bi-capa orgánica situada entre el ánodo y el cátodo, pero para alcanzar la eficiencia deseada para la iluminación se necesitan muchas capas, las cuales estaban compuestas por dos o más materiales distintos. 

En la actualidad el OLED está conformado por un diodo que se fundamenta en una capa electroluminiscente formada por una película de componentes orgánicos que reaccionan, a una determinada estimulación eléctrica, generando y emitiendo luz por sí mismos.